Silvestre cerró con altura Entre Grandes y anunció grabación con Juancho de la Espriella

Por Carlos Mario Jiménez – Prensa Silvestre Dangond. Por cerca de cuatro horas, Silvestre Dangond cantó en el Parque de la Leyenda Vallenata en el cierre del Tour Entre Grandes. Fueron cerca de 20.000 personas que asistieron para verlo en la tarima Colacho Mendoza del emblemático escenario.

Silvestre Dangond programó este concierto en Valledupar, ciudad en la que su economía se vio altamente beneficiada con la llegada de turistas, comerciantes, músicos, invitados y otro sinnúmero de ‘silvestristas’ que agotaron las entradas de localidades dispuestas por la organización.

En total fueron nueve acordeonero que acompañaron a Silvestre en tarima: Álvaro López, Beto Villa, Lucas Dangond, Emiliano Zuleta, Israel Romero, Juancho de la Espriella, Franco Argüelles, Omar Geles e Iván Zuleta. En este espectáculo, Dangond cantó alrededor de 30 canciones.

Primero fue el rey de reyes del Festival, Álvaro López que subió para abrir ‘La Despedida’, como fue denominado el show. Allí, dijo Silvestre, es su “acordeonero por excelencia” como siempre lo resalta cuando tiene la oportunidad de actuar con López.

Después llamó a Beto Villa, quien fue preciso en su nota, trajo nuevos arreglos y Silvestre consideró una de sus mejores actuaciones durante el Tour Entre Grandes. Luego trajo a Lucas Dangond, su habitual compañero y de quien resaltó cualidades como perseverancia, creatividad y lo más importante, talento a la hora de ejecutar el acordeón.

Y apareció entonces lo que generó el hecho curioso de la noche. Emiliano Zuleta hizo sonar su acordeón y Silvestre cantó ‘Se equivocó’, ‘Orgullosa’, ‘Mañanitas de invierno’ y ‘039’. En medio del canto, el urumitero dijo que Emilianito cumpliría una promesa a Dios dejándose cortar el cabello por él en plena tarima, dado que un inconveniente de salud lo había llevado a Brasil para practicarse exámenes con el fin de evaluar una operación a corazón abierto. “Estoy sano y a Dios hay que cumplir, no se le puede fallar, así que venga Silvestre y córteme este cabello que yo soy hombre de palabra”, declaró Emiliano.

Así llegó entonces Israel Romero. El acordeonero, líder y fundador del Binomio de Oro de América, fue para muchos el mejor de la noche al dar cátedra de ejecución, elegancia y sentimiento a la otra de interpretar canciones como ‘Solo por ti’, ‘El higuerón’, ‘El amor es más grande que yo’ y ‘Cómo te olvido’, donde Silvestre invitó a cantar a Israel David Romero.

La sorpresa fue cuando Silvestre llamó a Juancho De la Espriella y el público estalló en emoción. Cantaron canciones como ‘La que me quiera la quiero’, ‘Mi propia historia’ y ‘Me gusta, me gusta’, donde anunció el cantante además que muy pronto volverá a grabar con el acordeón de su excompañero para deleite del público.

Después pasaron con sus notas Franco Argüelles, Omar Geles y el cierre estuvo a cargo de Iván Zuleta, quien además llevó como invitado al cajero Rodolfo Castilla para que acompañara a la agrupación en la canción ‘Manguito biche’.

“Cuando Dios mete la mano por ti todo se puede. Gracias Valledupar, los adoro y este es el comienzo de muchos años de gloria”, declaró Silvestre al cierre del concierto, sobre las 4:00 de la mañana, cuando ya había cantado cerca de cuatro horas sin descanso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *